¿Pagar por tiempo de viaje? La ruta escénica al trabajo no le cuesta

View English Version Here

Los empleadores a menudo se preguntan cuándo deberían pagar a los empleados por hora por su tiempo de viaje, y la respuesta no siempre es sencilla.  En términos generales, las leyes federales de salarios y horas exigen que los empleadores les remuneren a los empleados las horas que pasen viajando a causa de actividades relacionadas con el trabajo. Pero la ley establece varias distinciones que toda empresa debe tener en cuenta al calcular los salarios y las horas extraordinarias para los empleados por hora no exentos. Algunos escenarios podrían ayudar a ilustrar las obligaciones que tienen los empleadores. continúe leyendo

Discriminación religiosa: hoy no la hay… pero mañana por el cabello sí

View English Version Here

A modo de actualización del blog de abril, Nueva York se convirtió recientemente en el segundo estado en prohibir la discriminación racial basada en el cabello. El proyecto de ley, que se promulgó como ley el 12 de julio:

Prohíbe la discriminación racial basada en el cabello natural o en estilos de peinado; define la “raza” para ciertos fines específicos, entre los que se encuentran la ascendencia racial, el color, la identificación de grupos étnicos y los antecedentes étnicos, e incluye rasgos históricamente asociados con la raza, que incluyen, de manera abreviada pero no exhaustiva, la textura del cabello y los estilos de peinados protectores; y define “estilos de peinados protectores” para que incluyan, de manera abreviada pero no exhaustiva, estilos tales como trenzas, rizos y “twists” o cabellos retorcidos.

continúe leyendo

La NLRB se expresa sobre las disposiciones de los Manuales para los empleados (de nuevo). Empleadores del sector privado: presten atención.

View English Version Here

Coastal Industries, una empresa empleadora en Jacksonville, Florida, creía tener un manual para el empleado que cumplía con los dictados de la Junta Nacional de Relaciones Laborales (“National Labor Relations Board” o “NLRB”). Después de que la NLRB hiciera una revisión de su manual, sin embargo, se llevó un rudo despertar. Recuerde que la NLRB puede determinar que las normas que rigen la conducta en el centro de trabajo son prácticas laborales injustas tanto en empresas sindicalizadas como no sindicalizadas por igual.

En el último par de años, la NLRB empezó a utilizar una prueba, llamada la “prueba Boeing”, que coloca las normas de los centros de trabajo en una de tres categorías: (1) legales; (2) ilegales; o (3) “depende”. Al revisar las normas tipo “depende”, la NLRB examina tanto el impacto que la norma tiene en las expresiones que ampara la sección 7 de la Ley Nacional de Relaciones Laborales (“National Labor Relations Act” o “NLRA”) (que protege lo que se conoce como “actividades concertadas”) como también que si el empleador tiene buenes razones comerciales para crear la norma en cuestión. continúe leyendo

¿Una semana de cuatro días?

View English Version Here

Es como un sueño… ¿no? Hace poco, de camino al trabajo, escuché un relato en el programa de radio Marketplace acerca de las semanas de cuatro días laborables.  Según la más reciente Encuesta de Investigación Edison de Marketplace, casi dos terceras partes de los trabajadores encuestados dijeron que preferirían una semana de cuatro días laborables con días de diez horas en lugar de la semana estándar de cinco días laborables de ocho horas. Supongo que el atractivo de la semana de cuatro días depende de la naturaleza del trabajo.  Para mí, la idea de que se acumule el trabajo en mi ausencia y que me tenga que “poner al día” – cada semana – me crearía más estrés que beneficio.  Aparte del problema de balancear el flujo continuo de trabajo, el relato de Marketplace me hizo pensar acerca de las implicaciones legales laborales de una semana de cuatro días laborables de diez horas. continúe leyendo

Cobertura de los pasantes de verano en sus planes de beneficios… sencillamente no puede olvidarlos

View English Version Here

Es la época del año para contratar a “los pasantes” (“interns”). Por lo general son estudiantes de secundaria, universidad e incluso de postgrado en busca de experiencia laboral. Ciertos pasantes no son remunerados (el análisis de si a los pasantes se les tenga que remunerar está fuera del alcance de esta publicación). Sin embargo, muchas empresas sí pagan a los pasantes. Si son empleados remunerados, quizá tenga que cubrirlos en sus planes de beneficios.  Como mínimo, no puede sencillamente pensar “Caramba, son pasantes, no empleados ‘de verdad’, no tengo que preocuparme por ellos”. Piénselo de nuevo. continúe leyendo

¿Ya estamos en la temporada ciclónica?

View English Version Here

Ya llegó la hora de empezar a guardar botellas de agua y pilas nuevas y considerar la poda de esos árboles… y también llegó la hora de que los negocios revisen y actualicen sus políticas y procedimientos de emergencia. Vea a continuación nuestras sugerencias sobre qué revisar.

  1. Actualice la dirección y teléfono domiciliarios, teléfono celular y dirección electrónica personal de cada uno de sus empleados. Quizá tenga que utilizar los celulares, mensajes de texto y correos electrónicos personales para comunicarse con los empleados después de una tormenta si los equipos en su oficina no funcionan. Considere tener un teléfono analógico a mano porque los sistemas telefónicos digitales y de Voz por Internet (VOIP) no funcionan si no hay electricidad.
  2. Designe un grupo de respuesta de emergencia y dele a cada miembro de ese grupo una lista de los empleados de los cuales esa persona es responsable de contactar después de que haya pasado la tormenta.
  3. Proporcione información en el sistema de correos de voz y sitio web de la empresa para que los empleados puedan enterarse de la situación en que están las operaciones de la compañía y recibir actualizaciones.
  4. ¿Su negocio es uno que tiene que permanecer abierto incluso durante desastres naturales, como son los hoteles y hospitales? Si es así, tiene que identificar al personal esencial que tiene que permanecer en el trabajo durante la tormenta. Quizá también deba pedir voluntarios dispuestos a trabajar durante el huracán. El empleador debe considerar incentivos para motivar a los empleados que se ofrezcan de voluntarios para trabajar, tales como aumentos de salario o días libres pagados. Considere si su negocio puede acomodar a los miembros de la familia y/o mascotas de los empleados que tengan que venir o que se ofrezcan a trabajar durante la tormenta. Los empleadores quizá deban evaluar si el invitar a miembros de las familias a “pasar la tormenta” en el centro de trabajo va a aliviar a los empleados de sus preocupaciones y les permitirá concentrarse en sus tareas, o si va serles motivo de distracción.
  5. Los empleadores deben considerar por adelantado si van a remunerar a los empleados en caso de que un desastre impida que el centro de trabajo funcione. Según la Ley de Normas Laborales Justas (“Fair Labor Standards Act” o “FLSA”), los empleadores solo tienen que pagarles a los empleados no exentos las horas que de hecho trabajen. Sin embargo, si un empleado exento trabaja parte de un día, esta ley le prohíbe al empleador deducirle a ese empleado la ausencia de un día parcial. Si un empleado exento no puede trabajar porque la empresa no está operacional, quizá el empleador tenga que remunerar de todas maneras al empleado y que no se le permita exigirle al empleado que use el tiempo de licencia de ausencia pagada a cambio de ese día sin trabajar. Si el empleado exento no puede presentarse a trabajar por un motivo personal, que incluye el no poder viajar al centro de trabajo, en ese caso el empleador quizá pueda deducirle al empleado la paga de ese día o exigirle que sustituya ese día de ausencia con tiempo de licencia pagada.
  6. Considere cómo la empresa va a distribuir los cheques de nómina si la empresa no funciona. Los empleadores quizá deban considerar pedir a sus empleados que se inscriban en un programa de depósito directo para que los salarios se les puedan transferir electrónicamente a sus cuentas, suponiendo, claro está, que las instituciones financieras que realicen esta operación estén funcionando. Los empleadores en la Florida no pueden exigir a los empleados que se inscriban en programas para el depósito directo de los salarios.
  7. Exija a los empleados que trabajan desde sus casas en el tiempo después de la tormenta que lleven cuenta y constancia de las horas que trabajen. A los empleados no exentos que trabajen desde sus casas se les tienen que pagar todas las horas que trabajen. El empleador va a necesitar algún tipo de mecanismo para llevar cuenta de las horas que se pasen trabajando remotamente. Si la empresa no quiere que los empleados no exentos trabajen desde sus casas, el empleador debe comunicar esto claramente antes de que llegue la tormenta.
  8. Después del Huracán Katrina, algunos empleados quisieron donar su tiempo acumulado de licencia a sus compañeros de trabajo que habían sido mucho más afectados por el ciclón. Considere si su compañía va a permitir este tipo de donaciones de tiempo acumulado y qué implicación tributarias puede tener esto.

Rositas de maíz gourmet, un bufet y un Concurso de Citas

View English Version Here

¿Qué tienen en común las rositas de maíz gourmet, un bufet y un Concurso de Citas (como el programa de televisión “The Dating Game”)? ¡Que todos fueron parte de nuestros Seminarios Anuales sobre Derecho Laboral en Tampa y en Miami! Para los que necesiten refrescar sus conocimientos o que no pudieron asistir, hemos incluido a continuación las principales enseñanzas de los dos seminarios. continúe leyendo

Normas para el pelado: ya no se pueden tomar a broma

View English Version Here

Después de ver que la cabellera de varios jugadores les cubrían los números de sus “jerseys” mientras se tocaba el Himno Nacional, el ex propietario de los Yankees de Nueva York, George Steinbrenner, ordenó a los jugadores que se cortaran el cabello. Fue en ese momento, en 1973, que nació la política de los Yankees para el corte de pelo.  La política oficial del equipo expresa que “a todos los jugadores, entrenadores y ejecutivos varones se les prohíbe exhibir pelo facial que no sean bigotes (excepto por motivos religiosos) y que el del cuero cabelludo no podía llegar por debajo del cuello”. A lo largo de los años muchos han hecho comentarios acerca de esta política, y algunos se han rebelado. continúe leyendo

Comparando manzanas con naranjas: ¿cómo se prueba la discriminación?

View English Version Here

El 21 de marzo de 2019, el Tribunal de Apelaciones del Undécimo Circuito (que cubre a los empleadores en Florida, Georgia y Alabama) pronunció una decisión que nos ayuda a responder esta pregunta: ¿Cómo los empleados prueban que fueron víctimas de discriminación en su centro de trabajo? Fue el caso de Lewis contra City of Union City, Ga., No. 15-11362 (11º Cir. 21 marzo 2019).  Para aquellos de ustedes que tengan mucho tiempo en sus manos, pueden hacer clic en el hiperenlace y leer la decisión de 100 páginas. Bostezo.   Para todos los demás, he aquí los datos básicos del caso. . . continúe leyendo

La cronometría biométrica y el rastreo de los empleados… ¿bueno o malo?

View English Version Here

A no ser que se haya despertado de un profundo sueño criogénico, su información biométrica está por todas partes. En el mundo de hoy hay dispositivos que le escanean la palma de las manos antes de tomar un examen. Le quitamos el seguro a nuestros teléfonos con la yema del dedo o enseñando la cara. Y nos ponemos a discutir con “Siri” o con “Alexa” (ya tienen nombre) para descargar canciones. Pero sea cual sea el método, los dispositivos de identificación biométrica ya son algo común y corriente, y los empleadores van a tener que decidir si vale la pena usar esta tecnología. continúe leyendo

LexBlog