Presidente Biden: ¡Vacunas obligatorias o pruebas semanales, o si no…

View English Version Here

Ya habrán oído hablar de la siguiente directiva que ayer emitió el presidente Biden: Los empleadores privados con 100 o más empleados tendrán que asegurar que sus trabajadores estén vacunados contra el COVID-19 o exigir que los no vacunados tengan un resultado negativo en la prueba de laboratorio al menos una vez a la semana antes de comenzar a trabajar.

Todo el mundo debe respirar profundo y relajarse. En estos momentos no se exige nada. Se espera que la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional del Departamento del Trabajo (“OSHA” por “Department of Labor’s Occupational Safety and Health Administration”) emita una Norma Temporal de Emergencia (“ETS” por “Emergency Temporary Standard”), lo cual (con suerte) ayudará a los empleadores aplicables a determinar qué es obligatorio y cuándo. Prevemos que esa norma temporal de emergencia va a exigir a los empleadores aplicables que den tiempo libre para el tiempo que sea necesario para que los empleados se vacunen o se recuperen después de recibir la vacuna.

Mientras tanto, estas son algunas de las preguntas que nos hacemos (y estamos seguros que usted se hace también):

  • ¿Quién paga esto?
  • ¿Qué tipo de prueba se va exigir?
  • ¿Qué me dicen de los empleados que trabajan remotamente?
  • ¿Se va a incluir la “vacuna de refuerzo” para el COVID-19?

Hasta que sepamos más, sencillamente vamos a tener que esperar y ver qué pasa. Pero no se preocupen, que muchos negocios ya están haciendo lo que quizá se vaya a exigir.

Así que respiren profundo y relájense (por ahora)… ¡y manténganse en sintonía! Y, como siempre, siéntanse en libertad de contactar a nuestro equipo con cualquier pregunta, que vamos a navegar estas aguas juntos.

El presidente Biden alienta a la FTC a poner atención a los contratos restrictivos de la competencia

View English Version Here

En “Breaking Through the Noise”, mis colegas comentaron que los convenios restrictivos, incluyendo entre ellos los contratos de no competencia, eran una tendencia candente en el ciclo de litigios laborales (si desea escuchar sus opiniones, vaya a la marca de tiempo 44:55-1:00:35).  Este tema está tan candente… ¡que incluso el presidente tuvo que decir algo al respecto!

Con el objetivo declarado de eliminar barreras al empleo, fomentar la competencia y estimular el crecimiento económico, el presidente Biden ha emitido la Orden Ejecutiva 14036 (puede encontrar una hoja informativa adjunta aquí).  Esta orden solicita a la Comisión Federal de Comercio (“FTC” por “Federal Trade Commission”) que limite o incluso prohíba por completo los contratos de no competencia con empleadores anteriores, entre otras cosas.

continúe leyendo

La semana laboral de cuatro días tal vez no sea un castillo en el aire después de todo…

View English Version Here

En nuestro segmento “Breaking Through the Noise“, mis colegas y yo mencionamos nuestras predicciones para el futuro de la fuerza laboral (si quieren oír lo que pensamos, vayan a la marca de tiempo 1:57:54-2:16:49). Una de las tendencias que comentamos fue el posible cambio a horarios más flexibles, entre ellos la semana laboral de 4 días.  No somos los únicos que estamos pensando en esto… ¡es un tema que se debate en todo el mundo!

El actual declive en la salud física y mental en todo el mundo ha hecho que los empleadores contemplen diversas estrategias para mejorar la moral de sus empleados. Ya muchas empresas cada vez son mucho más flexibles con respecto a cómo y dónde se trabaja (en persona o por trabajo remoto). Lo que es interesante es que podría haber también un cambio en la receptividad de los empleadores con respecto a cuándo los empleados pueden trabajar.

Recientemente, investigadores en Islandia encontraron que la semana laboral de cuatro días, sin reducción de salario, mejoró el bienestar y la productividad de los trabajadores.

continúe leyendo

¿Pasaportes de vacunación para el centro de trabajo?

View English Version Here

Los pasaportes de vacunación parecen ser el “tema caliente” de hoy día.  La mayor parte de la cobertura por los medios de comunicación y los comentarios de los políticos se han concentrado en que las empresas exijan que los clientes, invitados y estudiantes tengan prueba de vacunación antes de regresar a clases o entrar al establecimiento comercial. Pero… ¿y qué pasa con los empleadores? ¿Puede un empleador exigir que un nuevo empleado presente prueba de vacunación como condición de empleo o dar preferencia a los solicitantes que se hayan vacunado?

continúe leyendo

Florida brinda amplia protección contra responsabilidad por la pandemia a los negocios

View English Version Here

Durante esta pandemia, las empresas de Florida se encuentran atrapadas entre la espada y la pared. Si abren demasiado pronto, se arriesgan a demandas de clientes que afirman que adquirieron COVID-19 en su negocio. Si permanecen cerrados o funcionan a capacidad limitada, se enfrentan a la posibilidad de quebrar. Afortunadamente, el alivio ha llegado en forma de nueva legislación que crea un escudo que protege de la responsabilidad civil. Esta legislación, firmada por el gobernador Ron DeSantis el 29 de marzo de 2021, protege a las entidades cubiertas de la responsabilidad civil si pueden demostrar un “esfuerzo de buena fe por cumplir sustancialmente” con los estándares de salud o de control que emita el gobierno para evitar la propagación del COVID-19. Si la entidad puede demostrar que hizo un esfuerzo de buena fe, es inmune a la responsabilidad civil.

continúe leyendo

Trabajo remoto según la ADA: ¡es hora de asumir de nuevo los procesos interactivos!

View English Version Here

Hasta hace poco, el tener un padecimiento médico preexistente lo colocaba a uno al frente de la fila para ser elegible a recibir la vacuna contra el COVID-19 en la Florida. Pero a partir del 5 de abril, todos los floridanos mayores de 18 años ahora son elegibles para recibir la vacuna.

Como resultado, sospecho que en los próximos meses la gerencia hará sonar la alarma de que “todo está bien” y solicitará a los empleados que vuelvan a la oficina. Y también sospecho que la gerencia va a encontrar rechazo de parte de empleados con discapacidades que seguirán pidiendo “trabajar desde la casa” como una acomodación razonable. Si tiene alguna duda, considere lo siguiente:

continúe leyendo

Qué esperar del Consejo de la Casa Blanca de Política sobre el Género

View English Version Here

El 8 de marzo, el presidente Biden emitió una Orden Ejecutiva sobre el Establecimiento del Consejo de la Casa Blanca de Política sobre el Género (“el Consejo”). El propósito de este es promover la equidad y la igualdad entre los géneros con el objetivo de promover la igualdad de derechos y oportunidades independientemente del género o la identidad de género de la persona.  La Orden Ejecutiva procura fomentar la diversidad en el lugar de trabajo, así como la justicia y la inclusión a lo largo de la fuerza laboral federal y de las fuerzas armadas.

El presidente le ordenó al Consejo, compuesto por secretarios de gabinete y otros funcionarios gubernamentales de alto rango, coordinar los esfuerzos del gobierno federal para promover la equidad y la igualdad entre los géneros desarrollando políticas y programas para combatir la discriminación sistémica, lo cual incluye el acoso sexual, aumentar la seguridad económica y las oportunidades enfrentando las barreras estructurales contra la participación de las mujeres en la fuerza laboral, abordar las necesidades de los cuidadores en las familias estadounidenses, fomentar la equidad de los géneros en el liderazgo, tomar en cuenta las necesidades de las mujeres y de las niñas que se deriven de la pandemia del COVID-19, y promover la equidad entre los géneros y combatir los estereotipos en la educación, que incluye los campos de las Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemática (conocido en inglés por “STEM” de “Science, Technology, Engineering, and Mathematics”).   El Consejo está a cargo de presentar y recomendar una estrategia al Presidente dentro de un plazo de 200 días que aborde las metas y objetivos del Consejo descritos en la Orden Ejecutiva, y de suministrar actualizaciones anuales de ahí en adelante.

Aunque la orden está concretada en el sector público, todos entendemos que estos problemas impregnan a nuestra sociedad.  Quizá los empleadores encuentren que las recomendaciones del Consejo sean instructivas sobre cómo mejorar sus ambientes laborales.  Esperamos que esto sea el principio de un esfuerzo renovado por abordar el desafío sistémico que encaramos como sociedad, tanto en el sector público como en el privado.

Será difícil pero hay que hacerlo… pagarles correctamente a los empleados que trabajan desde la casa

View English Version Here

Me cuesta creer que he estado trabajando desde la casa todo un año. ¡Casi no puedo creer lo que estoy escribiendo! Y que no estoy sola.

En medio de la pandemia, hay tantos que trabajamos desde la casa. Y no solo trabajamos desde la casa, sino que muchos hacemos malabarismos lidiando con la escuela virtual de nuestros hijos mientras también trabajamos en casa. (¡Mándenme vino, por favor!) Aunque no tengo una bola de cristal (¡ya quisiera!), creo que para el verano o el otoño todos vamos a obtener algún alivio (¡ojalá!).

Hasta entonces, muchos padres seguirán lidiando con problemas de cuidado infantil y trabajando desde casa. Debido a esto, y por diversas razones, muchos empleados están trabajando desde la casa con horarios más flexibles.  Por ejemplo, para ayudar a sus hijos con la escuela virtual, un empleado puede trabajar desde las 6:00 a.m. a las 9:00 a.m., desde las 3:00 p.m. a las 6:00 p.m., y desde las 9:00 p.m. a las 11:00 p.m.

La pregunta que los empleadores siempre se hacen es: ¿Cómo les pagamos debidamente a los empleados no exentos que trabajan con horarios flexibles desde la casa? He aquí la respuesta, al menos por ahora:

continúe leyendo

La nueva ley “PRO Act” nos da una idea de las prioridades del movimiento laboral

View English Version Here

Tal como se podía predecir, el péndulo de las leyes laborales va a oscilar hacia la izquierda en los próximos años.  La primera señal fue la reciente aprobación por la Cámara de Representantes de los Estados Unidos de la Ley de Protección del Derecho a Organizarse (“PRO” por “Protecting the Right to Organize”).  Aunque esta ley no tiene prácticamente ninguna posibilidad de que la apruebe el Senado sin una reforma de tácticas dilatorias de “filibuster” (hablar sin parar para no dejar hablar a los demás senadores), nos da una buena idea de los objetivos inmediatos del movimiento laboral.

Si se llega a promulgar, la Ley de Protección del Derecho a Organizarse representaría uno de los cambios más drásticos en la legislación laboral estadounidense que haya ocurrido en décadas.  El cambio más grande sería la disposición que permite a los sindicatos pasar por encima de las leyes actuales de “derecho a trabajar” en 27 estados permitiendo contratos laborales que exijan el pago de cuotas sindicales.   Sin embargo, esa es solo una parte de esta amplia legislación.

Esta ley “PRO” le aumentaría la autoridad que actualmente tiene a la Junta Nacional de Relaciones Laborales (“NLRB” por “National Labor Relations Board”).  Por ejemplo, permitiría a la NLRB imponer sanciones monetarias “significativas” a las empresas y ejecutivos que se determine hayan violado los derechos de los trabajadores, y ampliaría los poderes de la Junta de pedir a los tribunales que exijan que se lleven a cabo ciertas acciones, como permitir el reintegro inmediato de trabajadores mientras un caso esté pendiente.  Además, esta Ley de Protección del Derecho a Organizarse le da a la Junta Nacional de Relaciones Laborales la autoridad de exigir el cumplimiento de sus propias determinaciones sin necesidad de decisión alguna por parte de la Corte de Apelaciones.  Esta ley también intenta cambiar el equilibrio de las elecciones prohibiéndoles a los empleadores exigir a los empleados que asistan a “reuniones de audiencia cautiva” antes de las elecciones sindicales, así como dándoles a los contratistas independientes el derecho a negociar colectivamente al igual que los empleados.  Finalmente, la ley “PRO” cambia la naturaleza de las negociaciones laborales post-elecciones al forzar a los empleadores a llegar rápidamente a acuerdos sobre primeros contratos o tener que encarar arbitraje incluso cuando un tercero pudiera decidir los términos económicos.

En resumen, los empleadores no deberían hacer caso omiso de que la Cámara de Representantes hay aprobado esta legislación sencillamente porque sea poco probable que se convierta en ley.  La Ley de Protección del Derecho a Organizarse ilustra claramente los objetivos que los sindicatos van a tratar de alcanzar a corto plazo de una manera o de otra.

Retención de impuestos estatales y otras obligaciones relacionadas con trabajadores remotos. Lo que no sabe SÍ PUEDE hacerle daño (PART 1)

View English Version Here

La pandemia ya ha estado un año con nosotros, y muchos empleados han huido de los estados donde viven para trabajar “remotos” fuera del estado. Estos han estado trabajando “remotos” en estados en los que sus empresas no tienen operaciones. Entonces… ¿cuál es el problema?

Los impuestos estatales y locales más las leyes laborales, claro.

Este blog es la primera parte de una publicación en dos partes y examinará algunos de los problemas que pueden surgir, relacionados con las leyes laborales y tributarias, cuando los empleados “trabajan desde la casa” en diferentes estados. Hoy hablemos de los impuestos. La próxima semana, vamos a contemplar cómo se aplican las leyes laborales estatales a los empleados remotos.

continúe leyendo

LexBlog