Las leyes de la Florida y las federales permiten a los restaurantes y a los hoteles pagar el salario mínimo a los empleados que trabajan por propinas, menos un crédito de $3.02 por hora contra las propinas recibidas. Las propinas se pueden ajuntar en un fondo común y entonces redistribuirlas entre los que tienen puestos … continúe leyendo