¡La tasa de desempleo ha llegado a una baja histórica y la economía está en auge! Esas son buenas noticias para los negocios… ¿verdad? Bueno… sí y no. Aunque una tasa baja de desempleo crea más demanda para los bienes y servicios que ofrecen las empresas, también significa que los empleadores van a tener que competir entre sí para conseguir empleados que provienen de una fuente cada vez más escasa. Esto deja a los empleadores con dos opciones: ofrecer a los empleados mejor paga o beneficios, o reducir los estándares para la contratación de trabajadores.

La posibilidad de reducir estos estándares sin duda les da malestar a los empleadores ya que puede aumentar el costo de capacitación y potencialmente disminuir la productividad, aunque aumentar la paga y los beneficios también conlleva su propio costo que a su vez puede dañar las ganancias. Pero hay un nuevo servicio que se les está ofreciendo a los empleadores y a sus empleados que se anuncia como una solución a un costo más bajo.

La idea es sencilla: dar a los empleados la opción de usar el salario que han devengado diariamente en vez de tener que esperar a su próximo cheque de nómina. A este nuevo servicio lo llaman “paga instante” o “paga diaria” y les permite a los empleados depositar una porción del salario que han devengado en un día en su cuenta bancaria o tarjeta de débito prepagada en final de su turno, ya sea a través de un teléfono inteligente o una computadora. El servicio está dirigido a negocios con trabajadores que trabajan por hora y que a menudo tienen que obtener préstamos con altos intereses de “paga diaria” a fin de cubrir los gastos necesarios para víveres y medicinas.

Entonces… ¿cuál es el costo? Dependiendo del prestador de servicio de paga diaria, el costo puede ser tan bajo como $1 al mes por usuario activo. Algunos servicios permiten pasarle al empleado algunas o todas las tarifas de servicio. Sin embargo, los beneficios que recibe el empleado pueden sobrepasar significativamente estos costos.

Un ejecutivo de una empresa que tiene 53 restaurantes McDonald’s en Tampa notó que debido a la decreciente fuente de trabajadores, las solicitudes de empleo estaban disminuyendo mientras que la rotación de empleados iba en aumento. La compañía decidió ofrecer “paga diaria” a sus empleados lo que resultó en una disminución del 10% en la rotación.

Pero antes de ir de prisa a contratar estos servicios de paga diaria, los empleadores deben saber que existen algunos posibles problemas:

  1. Costos administrativos – Además de las tarifas de servicio, se pueden generar costos administrativos porque los pagos de nómina se procesan con más frecuencia. También se pueden afectar los cálculos de las deducciones de nómina ya que, dependiendo del servicio de paga diaria, quizá las deducciones no se le sustraigan a los depósitos diarios.
  2. Leyes que rigen los salarios y las horas – Para garantizar el cumplimiento con la Ley de Normas Laborales Justas (“FLSA” por “Fair Labor Standards Act” así como las leyes estatales que rigen los salarios y las horas, los empleadores tendrán que reconciliar las sumas que perciban los empleados mediante los servicios de paga diaria con el número de horas y paga total que devenguen por esa semana laboral. Es crítico que los empleadores lleven un debido cálculo de la “tasa regular de paga” y de la paga por horas extraordinarias de los empleados para asegurar que no incumplan los requisitos de salario mínimo y de paga por “overtime”.
  3. Disposiciones de indemnización – Los prestadores de servicios de paga diaria por lo general incluyen algún tipo de contrato de indemnización. Los empleadores deben considerar hasta qué punto esas disposiciones exigen que el negocio indemnice a este tipo de prestadores.
  4. Requisitos de Depósito Directo – Los empleadores que operan en la Florida tienen que garantizar que van a cumplir con la ley de ese estado que rija los depósitos directos. Por ejemplo, a los empleados no se les puede forzar a firmar contratos de depósito directo, y por lo tanto los empleadores de la Florida no deben hacer que la paga diaria constituya una condición previa y obligatoria para contratar al empleado. Además, existen otras disposiciones de la legislación con respecto a la autorización del empleado y la disponibilidad de los fondos. Todo programa de paga diaria tiene que cumplir con estos requisitos.

Con 78 millones de estadounidenses que devengan sus salarios basados en horas trabajadas, los servicios de paga diaria pueden ser una opción que aprovechen los empleadores que compiten por conseguir ese tipo de empleados. Al igual que con las mayoría de las tecnologías disruptivas, el territorio incógnito de estos nuevos servicios puede estar lleno de potenciales escollos.