Recientemente tuve la oportunidad de conversar con Andrew Gillum, el alcalde de Tallahassee (y candidato demócrata a gobernador de la Florida) acerca de ciertas áreas de importancia para él.  Una es un asunto llamado “Ban the Box” (“Prohibir el cuadrito a marcar en el formulario”.

“Prohibir el cuadrito” es una propuesta que 33 estados y 150 municipales (entre ellos Tallahassee) han adoptado a lo largo del país de una forma u otra. La legislación de “Prohibir el cuadrito” exige que se eliminen las preguntas en las solicitudes de empleo acerca de los antecedentes penales de los solicitantes, retrasando así dar a conocer esta información hasta después de que el solicitante haya podido entrevistarse con el posible empleador.  El propósito es darle al solicitante la oportunidad de demostrar que puede satisfacer los requisitos del puesto de trabajo y que no se le niegue automáticamente considerarlo para el mismo a causa de sus antecedentes penales.El alcalde Gillum me dijo que cree firmemente que una de las cosas más importantes para reducir la reincidencia del delincuente es que este pueda conseguir empleo para ganarse la vida, y recalcó que “Ban the Box” les daría a estas personas una mayor oportunidad de conseguir empleo lo cual, a su vez, reduciría el índice de delincuencia, y expresó enfáticamente que las oportunidades de trabajo eran críticas en la lucha contra la criminalidad.

Después de hablar con el alcalde, uno de mis socios comentó que “Ban the Box” ha estado ganando fuerzas en el sector público, y prosiguió a decir que era un poco ilusorio creer que el Poder Legislativo de la Florida iba a aprobar una ley de “Prohibir el cuadrito” que restringiría a los empleadores del sector privado a hacer investigaciones sobre los antecedentes penales. Eso muy bien puede ser verdad.  Sin embargo, el Proyecto de Ley Nacional sobre el Empleo informa que, el pasado mes, 11 estados y 17 municipalidades han aprobado leyes y ordenanzas tipo “Ban the Box” aplicables a empleadores privados.  Entre esos estados se encuentran California, Connecticut, Hawaii, Illinois, Massachusetts, Minnesota, Nueva Jersey, Oregón, Rhode Island, Vermont y Washington.

Al ponerse más restringido el mercadeo laboral, una serie de empleadores están más dispuestos a darles una segunda oportunidad a individuos que tienen antecedentes penales e historial de abuso de drogas y alcohol sin tener que hacerlo en respuesta a legislación que exija “Prohibir el cuadrito”.

Sin que importe a qué partido político uno pertenezca, fue interesante oír al candidato de uno de los principales partidos políticos incluir un tema laboral en una plataforma para reducir la delincuencia.

“Ban the Box”