En enero del 2015, la Comisión de Oportunidades Igualitarias de Empleo (“EEOC” por “Equal Employment Opportunity Commission”) presentó una demanda federal en Miami, Florida, contra Seasons 52, una cadena nacional de restaurantes. La EEOC adujo que Seasons 52 discriminaba a nivel nacional contra solicitantes de empleo mayores de edad en 35 de sus restaurantes.

En el litigio, la EEOC presentó testimonio de más de 135 solicitantes al efecto de que los gerentes contratantes de Seasons 52 preguntaban acerca de su edad y hacían comentarios tales como “las chicas de Seasons 52 son más jóvenes y frescas”, “En verdad estamos buscando alguien más joven” y “Seasons 52 contrata a personas jóvenes”. La Comisión también adujo que los entrevistadores les dijeron a los solicitantes rechazados que tenían “demasiada experiencia”, lo que da la apariencia de ser una expresión neutra en lo que a la edad respecta.

También argumentó que la tasa de contratación de solicitantes de más de 40 años de edad demostrada por Seasons 52 era significativamente más baja que la de los candidatos más jóvenes.

Anteriormente este mes, la EEOC anunció que Seasons 52 había aceptado transar el caso. Como parte de transarlo, Seasons 52 pagará $2.85 millones en indemnización monetaria. Aunque transar el caso no constituye una admisión de responsabilidad por parte de Seasons 52, la empresa también aceptó una medida judicial que le prohíbe discriminar en el futuro con base en la edad.

Además, la transacción dispone que Seasons 52 hará cambios significativos en sus procesos de reclutamiento y contratación para evitar la discriminación en el futuro. Entre otras cosas, la compañía deberá proveer capacitación a sus gerentes y a su personal sobre cómo evitar la discriminación así como exhibir fotos de un “personal compuesto de diversas edades en los medios sociales”, de acuerdo con la nota de prensa de la EEOC.

Para el plazo acordado de tres años se ha designado un supervisor de cumplimiento independiente, a costa de Seasons 52, para fiscalizar el cumplimiento con las disposiciones, lo que incluye recibir e investigar quejas sobre contratación.

El punto a recordar: Los gerentes son la primera línea de defensa en lo que respecta a evitar las reclamaciones por discriminación. El gerente bien capacitado debe evitar hacer comentarios o preguntas durante el reclutamiento y la entrevista que puedan dar lugar a reclamaciones por discriminación basadas en la edad y de otros tipos. Los gerentes también deben reconocer los potenciales problemas jurídicos que pueden surgir y saber cómo lidiar con ellos ya sea directamente o a través de Recursos Humanos, según corresponda. Más importante aun: los gerentes sientan la pauta en cuanto a la ausencia de discriminación en el trabajo. Finalmente, las conversaciones con los solicitantes de empleo deben estar relacionadas con temas relacionados con el puesto y guardar conformidad con las necesidades de la empresa, a fin de evitar acusaciones de contratación discriminatoria. A ningún solicitante se le debe decir que es demasiado viejo para hacer el trabajo.