$1.5 millones de millones. Esa es la deuda estudiantil que tienen más de 40 millones de estadounidenses, de los cuales alrededor del 70% son graduados universitarios.  Uno de cada diez prestamistas están morosos por lo menos 90 días.  No en balde los economistas y otros creen que talvez esta sea la próxima gran burbuja que va a reventar.

Teniendo esto presente, algunos miembros del Congreso propusieron recientemente un nuevo proyecto de ley bipartidista que permitiría a los empleadores amortizar, libres de impuestos, miles de dólares de préstamos estudiantiles de sus empleados. Este proyecto de ley sigue el modelo de los planes de ahorro 401K para el retiro y permite hasta $10,000 al año de contribuciones libres de impuestos destinadas a amortizar los préstamos estudiantiles de los empleados. Si se aprueba podría ser un primer paso para aminorar uno de los principales obstáculos que los graduados universitarios enfrentan.

Actualmente, la sección 127 del Código de Rentas Internas concede a los empleadores y a los empleados un reembolso por el costo de matrículas de hasta $5,250, pero no para la amortización libre de impuestos de préstamos estudiantiles. El proyecto de ley que se acaba de proponer extendería el alcance y el máximo del beneficio, dándoles a los empleadores otra herramienta para atraer y retener trabajadores talentosos que han asumido una deuda agobiante. Algunos negocios ya ofrecen asistencia para préstamos estudiantiles a sus trabajadores a fin de atraer a “milenarios” en un mercado laboral competitivo. Sin embargo, el número de empresas que dan este beneficio sigue siendo relativamente pequeño… alrededor del 4%. Con una reducción sustancial en los impuestos, el nuevo proyecto de ley permitiría a muchos más empleadores extender este beneficio a trabajadores jóvenes endeudados bajo una modalidad que el poder legislativo espera permita salir ganando tanto a los empleadores como a los empleados.

Brindar reducción de impuestos a cambio de amortización de préstamos estudiantiles “no solamente ayudaría a los empleados en sus empeños profesionales, sino que asegura que los empleadores permanecerán competitivos a nivel mundial”, expresó Kathleen A. Coulombe, asociada principal de la Society for Human Resource Management. Con respaldo de tanto los republicanos como los demócratas, algo podrá salir del Congreso en el futuro cercano.

*Gracias especiales a Thomas Raine, que me ayudó a redactar este post. Thomas es candidato de tercer año al Doctorado en Derecho de la Escuela de Derecho de la Universidad de Miami.