Aunque en las últimas semanas varios conocidos ejecutivos, estrellas de cine, funcionarios gubernamentales y otras personas de mucha talla han encarado demandas por acoso sexual (y la lista parece seguir en aumento a diario), el asunto sin duda no se limita a los que ya están bajo escrutinio público.  Todos los empleadores hacen bien en … continúe leyendo