Hace más de 3 años, puse algo en el blog acerca de la injustificada crítica que recibió Daniel Murphy, el pelotero que entonces estaba con los New York Mets (y ahora con los Washington Nationals), cuando dejó de participar en dos juegos por el nacimiento de su hijo. Esa crítica – gran parte de la cual expresada por otros atletas y comentaristas deportivos – trajo a colación el estigma asociado con la licencia de paternidad.

La verdad es que muy poco hombres elegibles según la Ley de Licencia Familiar y Médica (conocida también como “FMLA” por sus siglas de “Family Medical Leave Act”) se toman las 12 semanas de licencia por el nacimiento de un hijo. De hecho, según una encuesta del Departamento del Trabajo en el 2012, 70% de los hombres se toman 10 días o menos de licencia de paternidad.

Bueno, pasando ahora a la semana pasada. El presidente de Facebook, Mark Zuckerberg, anunció (en Facebook, claro) que se iba a tomar 2 meses sin trabajar cuando naciera su hija más adelante este año. No se va a tomar 2 meses seguidos sino más bien 1 mes al nacer su hija y luego el mes de diciembre.

Por supuesto que todos estamos muy contentos por el Sr. Zuckerberg, su esposa Priscilla y su primogénita Máxima. El nacimiento de la bebé de Zuckerberg ha recibido atención a nivel mundial, así como el anuncio del Sr. Zuckerberg de tomarse licencia de paternidad.  Pero he aquí una pregunta que nadie ha respondido… ¿por qué el Sr. Zuckerberg limita su tiempo libre a 2 meses?  ¿No sabe que tiene derecho a 12 semanas de acuerdo con la ley?  O, mejor todavía: ¿no sabe que tiene derecho a 4 meses de licencia pagada según su propia política de Facebook?

Sí, yo comprendo que el Sr. Zuckerberg es un hombre muy atareado… al fin y al cabo, está a cargo de una de las más grandes empresas tecnológicas del mundo. Sin embargo, el silencio del Sr. Zuckerberg (y el de la prensa) sobre este asunto… ¿no perpetuará el estigma asociado con la licencia de paternidad, incluso dentro de la misma empresa de este señor?