timesheetMientras el destino de las regulaciones modificadas del Departamento del Trabajo relacionadas con horas extraordinarias permanece en limbo como resultado de una prohibición judicial a nivel nacional (la cual está en proceso de apelación) emitida en noviembre de 2016, el Congreso ahora ha expresado su opinión sobre los temas de salarios y horarios que afectan a los empleados que no están exentos de los requisitos de paga por horas extraordinarias (los “no exentos”).

Esta semana, la Cámara de Representaciones aprobó La Ley de Flexibilidad para las Familias Trabajadoras (“el Proyecto de Ley”), la cual, si la aprueba el Senado y la firma el Presidente, extendería los derechos al “tiempo libre compensatorio” (también conocido como “comp-time”) a empleados del sector privado.

Actualmente, solamente empleados del sector público pueden disponer de tiempo compensatorio.  Así que, en el sector privado, si un empleado no exento trabaja 5 horas de “overtime” en la “Semana laboral 1”, el empleador le tiene que pagar esas horas extraordinarias a la tasa aplicable de tiempo y medio.  Sin embargo, si el Proyecto de Ley de hecho sí se convierte en ley, los empleados no exentos del sector privado tendrán el derecho a “depositar en el banco” ese tiempo compensatorio para usarlo en el futuro (sujeto a límites de acumulación) a una tasa de 1.5 horas compensatorias por cada hora extraordinaria trabajada, en lugar de aceptar que ese “overtime” se le pague inmediatamente.  El empleado no exento también tendría el derecho a cambiar de opinión y decidir más adelante “hacer efectivo” a la tasa de tiempo y medio el tiempo compensatorio “depositado”.

Los proponentes del Proyecto de Ley arguyen esta ley extendería esta flexibilidad a los trabajadores a los que se les paga por hora, permitiéndoles lograr un mejor equilibrio entre el trabajo y sus vidas privadas y además empoderándolos al darles más control sobre su tiempo y su remuneración. Sus opositores, sin embargo, expresan inquietud de que los empleados se puedan sentir obligados o presionados por sus empleadores a escoger la opción de tiempo compensatorio (ahorrándoles así a los empleadores ese dinero) y tal vez no tengan los recursos para obtener ayuda de un abogado de ser necesario.  El Proyecto de Ley no contiene medidas anticoacción con correspondientes sanciones.

El futuro de este proyecto de ley todavía está en veremos.  A lo largo de los años, los intentos por promulgar leyes semejantes de tiempo compensatorio en el sector privado han fracasado. Nosotros seguiremos manteniéndolos al tanto de cualquier desarrollo.